website templates

INSTITUCIONAL


Hablar de la convivencia en nuestra escuela, implica “aprender a vivir juntos”. Esto supone la confluencia de una gran cantidad de “miradas” asociadas al reconocimiento de los derechos y obligaciones de todos los actores de la comunidad educativa.
De esta manera, se hace imposible entender la convivencia separada o aislada del proceso de enseñanza-aprendizaje. Toda conducta, todo conflicto que se presente, se transforma inmediatamente en un “hecho pedagógico” que pone en funcionamiento las estrategias necesarias para su resolución, y donde el rol del adulto, del docente, del trabajo en equipo, cobra un importante protagonismo, en cuanto a la aceptación del conflicto en sí, para poder abordarlo, pensarlo, trabajarlo, construirlo, junto con nuestros niños y jóvenes.
Nuestra postura institucional en este sentido, desde una perspectiva crítica en el tema de la convivencia, es la de no desestimar el poder del conflicto, ni trabajar para eliminarlo o minimizarlo, sino considerar como esencial su tratamiento, es decir, poder dilucidar, cómo interpretarlo, cómo trabajar a partir de él, cómo convertirlo de una “molestia”, de un “sufrimiento” para el niño/joven, para el docente, para la institución, en una “condición de oportunidad”.
Oportunidad, para el acuerdo consensuado que tiene como bases la fluidez, el discernimiento, la flexibilidad, la participación responsable y comprometida, la apertura al cambio, el estar sujeto a la revisión de nuestras prácticas y a las evaluaciones que no permitan hacer los reajustes necesarios.
La convivencia, entonces planteada como el arte de vivir y aprender juntos, se presenta como un eje clave en la constitución de subjetividades, en la que los diferentes actores institucionales van forjando un entramado social, en el que tratan de dar significado a sus maneras de relacionarse con los demás, en última instancia de ir afirmando su propia VIDA.
Los criterios a tener en cuenta, en la construcción de este “aprender a vivir juntos” son:
Participación democrática y comprometida de todos los actores.
Definición y coherencia en los roles de cada uno.
Autoridad del adulto, abierta al diálogo, con espíritu de servicio, con firmeza en las decisiones, basadas en la búsqueda de la verdad.
Construcción de espacios formativos, para afianzar actitudes y valores, que enriquezcan las relaciones vinculares. ? Ejercicio en el discernimiento, como estrategia de acción permanente.
Actitud crítica de las propias prácticas.
Elaboración de normas breves, precisas, flexibles y claras, en un marco de justicia y equidad.
Sistema normativo consensuado, que tienda a la autodisciplina de todos los actores.
Articulación de las normas a aplicar, en todos los niveles, con la consecuente adecuación a la franja etaria.
Proceso de construcción de un sistema normativo, basado en acuerdos institucionales, que impliquen coherencia interna en el delineamiento de las orientaciones.
Consideración del conflicto, como posibilidad de encuentro, a través de la búsqueda de estrategias diversas.
Proceso decisorio de sanciones y/o actos reparatorios, que surjan del consenso, con responsabilidad última del Equipo Directivo.
Acompañamiento de los padres, en el conocimiento y respeto por las normas

Dirección

Primaria y Secundaria
Maipu 3737                    
Inicial : Santa Juana de Arco
3702
Ciudadela (1702) Prov. Bs. As

Contacto

011-46534067
011-44886538